96 666 10 88

Especialidades

Compartir en las redes

La palabra láser es un acrónimo del inglés Light Amplification by Stimulation of the Emited Ray (Amplificación de la Luz por Estimulación del Rayo Emitido).

El láser dental es un rayo de luz altamente enfocado que remueve,tejido infectado, o el

La palabra láser es un acrónimo del inglés Light Amplification by Stimulation of the Emited Ray (Amplificación de la Luz por Estimulación del Rayo Emitido).

El láser dental es un rayo de luz altamente enfocado que remueve, tejido infectado, o el exceso de éste al vaporizarlo literalmente. La luz enfocada del láser viaja a través de fibra óptica a una pieza de mano parecida a la convencional, pero sin fresa, que el dentista dirige hacia la caries.

El láser tiene la capacidad de distinguir a este del tejido sano, por lo que es un mecanismo muy conservador que permite preservar la mayor parte del diente, concentrándose en retirar el tejido no deseado. Al mismo tiempo, el láser genera un efecto de alta desinfección en la zona donde se lo aplica.

¡SIN DOLOR!

A pesar de no ser necesario el uso de anestésicos inyectables, los tratamientos con láser no provocan dolor, y si sintiera alguna molestia el Dr. puede regular la potencia de trabajo del láser para eliminar el problema.

¡SIN TURBINA!

El láser odontológico permite tratar caries sin necesidad de recurrir a molestosa turbina, ya no tendrá que escuchar aquel ruido indeseable y esa vibración tan molesta ya que el uso del láser produce un sonido prácticamente imperceptible y ninguna vibración. además de más confortable, el tratamiento de caries con tecnología láser permite proteger los tejidos sanos eliminando solo el tejido enfermo. Desafortunadamente en la práctica, todavía no es posible dejar de usar completamente la turbina. Por ejemplo, amalgamas viejas deben todavía ser removidas en la forma tradicional. No obstante cuando, se trata de quitar el tejido afectado y mantener el diente en la mejor condición posible, el uso del láser es una ventaja.

¡SIN AGUJAS!

Con la tecnología Láser los anestestesicós inyectables se necesitan en menos del 2% de los pacientes, por lo tanto ya puede ir despidiéndose de las agujas y de aquel temible "pinchazo" en la boca

¡VOLVER A DISFRUTAR LA SENSACIÓN DE FRÍO Y CALIENTE EN SEGUNDOS!

El láser es considerado el medio más eficaz conocido hasta hoy para la desensibilización del "cuello" de los dientes. En fracción de segundos el láser resuelve este problema causando por la exposición de la dentina y los túbulos dentinales, sellando estas estructuras y permitiendo mejorías muy prolongadas.

¡TRATAMIENTOS EN UNA SOLA VISITA!

Frecuentemente, con la tecnología convencional, los pacientes requieren de varias visitas al odontólogo para resolver un problema mientras, en la mayoria de los casos, usando tecnología laser esto puede resolverse en una sola sesión. las razones son muchas, el láser elimina todas las bacterias a su paso, se puede trabajar distintas zonas de la boca en la misma sesión debido a que no es necesaria la anestesia, etc.

¡A CASA SIN MOLESTIAS!

El uso de la tecnología láser dental permite, casi siempre, que una vez terminada la sesión el paciente vuelva a sus actividades normalmente sin el típico adormecimiento de la boca y la cara, mordiendo una gasa, o soportando de un hilo de sutura.

¿Tiene alguna otra pregunta? Consúltenos